¿Sabías que la fuerza de voluntad es como una pila que se puede recargar?

Si queremos hacer un cambio en nuestra vida, te aseguro que podemos hacerlo. Ya basta de decir: “Es que yo no tengo fuerza de voluntad”. ¡Eso no es verdad!, todos la tenemos, el chiste está en usarla de la manera correcta y recargarla antes de que se nos acabe.

Sin duda mejorar nuestra fuerza de voluntad es un camino SEGURO para una vida mejor. ¿Por qué? Por que en el momento en el que nos damos el poder de controlar los cambios que queremos tener en nuestra vida automáticamente las cosas pasan. Esas ganas de construirnos una confianza indestructible para conseguir lo que sea que nos propongamos empieza con una fuerza de voluntad bien cargada y enfocada.

En este “post” les voy a hablar de  5 tips  prácticos que nos ayudarán a recargar nuestra pila de la voluntad todos los días para que no tengamos ningún pretexto que nos impida lograr todas nuestras metas.

1. NUTRIRNOS+… La mejor forma de recargar nuestra “pila de la voluntad” es COMER, si comer pero nutriéndonos, dándole a nuestro cuerpo lo que necesita. Cuando bajan nuestros niveles de glucosa  también baja nuestra fuerza de voluntad. Si no hemos comido bien, ya sea en la mañana o en la noche, nos vamos a sentir muy diferentes a como nos sentimos cuando estamos bien alimentados.

Quizá ya lo hayas notado: bien alimentado + bien descansado = una mejor versión de ti.

Cuando no nos alimentamos bien es lógico que al final del día nuestra fuerza de voluntad se colapse. Tenemos que cacharnos en esos momentos en los que hacemos cosas de las que no estamos muy orgullosos, y checar si es cuando tenemos bajos nuestros niveles de glucosa por no alimentarnos bien. A esto también tenemos que agregarle el descanso es muy importare descansar bien para recuperarnos y estar al 100% el día siguiente.

El alimento para el espíritu es todavía mas importante. Meditar es el condicionamiento anaeróbico para nuestro cerebro, es el ejercicio para volverlo mas fuerte. Literal “ajustamos el cableado” para desarrollar esa capacidad de meternos entre el estimulo y nuestra respuesta, controlar nuestros impulsos, mejorar nuestra concertación y lograr todas esas cosas que queremos hacer.

Tip: Podemos empezar por usar nuestra fuerza de voluntad para, nutrirnos, descansar y meditar. Si hacemos esto podremos asegurar que nuestra pila empiece con la carga completa todos los días. 

2. COMPROMISO PREVIO. Entendamos compromiso previo como: decidir por adelantado lo que está bien y lo que está mal para realizar un determinado curso de acción. Esto tiene que ser un juego y debemos estar seguros de jugar a la OFENSA y no a la DEFENSA , así, usamos nuestra fuerza de voluntad para construir, y no para salvarnos del caos. Aquí es donde viene ese “compromiso previo”, nuestro plan de juego debe evitar todas esas distracciones que nos alejen de nuestro objetivo y acercarnos a las acciones que nos lleven a el. Debemos decidir previamente lo que es bueno y lo que es malo para alcanzar nuestra meta.

Recordemos que nuestra pila se descarga todos los días, por lo tanto debemos evitar usarla para salvarnos de las crisis. Por ejemplo si nuestro objetivo es alimentarnos bien, entonces tenemos que limpiar nuestra alacena, tirar todo lo que nos  hace mal y dejar de comprarlo. Este “compromiso previo” logrará que no usemos nuestra fuerza de voluntad para “evitar tentaciones” y podamos usarla para mejorar nuestra calidad de vida.

Tip: Tenemos que jugar a la OFENSA y no desperdiciar nuestra “pila” mediante un compromiso previo con nosotros mismos.

3. ORDEN. Mantengamos limpios nuestros espacios. La forma en la que tenemos nuestro cuarto es como tenemos la cabeza, así de simple (no cuenta si le pagas a la señora del aseo para que lo haga diario por ti). Se han hecho estudios que demuestran que una persona en un escritorio desordenado tiene menos fuerza de voluntad que una que está en un escritorio limpio y ordenado. Estar en un ambiente limpio aumenta nuestra fuerza de voluntad. Así que miremos a nuestro alrededor y veamos si somos ordenados o desordenados. Todo tiene un lugar, no debe ser gran cosa, simplemente deja tu escritorio al final de día ordenado y listo para el día siguiente.

Tip: Si usamos nuestra fuerza de voluntad de forma inteligente para limpiar nuestros espacios siempre tendremos nuestra pila bien cargada.

4. REGLAS CLARAS. Esto implica que hagamos un “contrato con nosotros mismos” en dónde no demos espacio para la ambigüedad. Las reglas que nos pongamos deben ser CLARAS y ESTRICTAS. Por ejemplo no es lo mismo decir ya voy a fumar MENOS que decir ya NO voy a fumar. Ese “menos” es muy subjetivo, ¿menos que cuándo? ¿que ayer que anteayer? eso no nos sirve. En cambio si decimos ya NO voy a fumar, la regla se vuelve muy clara y no nos deja espacio para otra cosa. Es mucho más fácil hacer honor a una regla clara porque así no perdemos tiempo negociando con nosotros mismos y re-cayendo en hábitos de los que no estamos muy orgullosos.

Tip: Si establecemos reglas claras y objetivas no vamos a desperdiciar nuestra “pila” evitando recaer.

5. CONVIÉRTELO EN UN JUEGO. Todo esto tiene que ser divertido, debemos convertirlo en un juego y asegurarnos de tener la posesión del balón. Usemos nuestra fuerza de voluntad de forma inteligente para crear buenos hábitos como los que están listados en este “post”  y mantener nuestra batería cargada. Si optimizamos una parte de nuestra vida automáticamente irán mejorando todas esas partes que también queremos cambiar.

Tip: Es necesario disfrutarlo, evaluarnos y asegurarnos de concentrarnos en el “juego” no en el marcador. 

WILLPOWERConceptos básicos como comer bien, descansar, hacer un compromiso con nosotros, ser ordenados y establecer reglas claras nos hacen sentirnos y actuar mejor. Cuando nos concentramos en cosas que de verdad nos inspiran a evolucionar, estamos construyendo el  “músculo” (por decirlo de alguna forma) de la fuerza de voluntad y éste se va extender hacia todas las áreas de nuestra vida. ¿Está increíble no? Recuerda que mejorar nuestra fuerza de voluntad es un camino SEGURO para una vida mejor, así que vale la pena invertirle tiempo a la recarga de nuestra “pila” para lograr la vida que queremos tener. ¿O no?

Espero que les haya gustado este post y sobre todo que lo pongan en práctica. ¡Gracias por leerme, nos vemos en el siguiente “post”!  


Si quieren investigar más sobre el tema, pueden consultar el libro de Roy Baumeister y John Tierney que se llama WILLPOWER, que es de donde se sacaron estas 5 ideas principales para desarrollar nuestra fuerza de voluntad, optimizar nuestra vida y crear una mejor versión de nosotros mismos.

Aquí pueden comprar el libro: http://www.amazon.com/Willpower-Redis…

Aquí pueden ver un video del autor del libro: https://www.youtube.com/watch?v=vefDeoXCBbk